CLAROS DEL BOSQUE, María Zambrano

1


MARÍA ZAMBRANO, Claros del bosque, Seix Barral, Barcelona, 1990, 160 páginas.

*********
Con fragmentos que discurren entre el ensayo y la poesía, María Zambrano compone unas bellas reflexiones marcadas por su intimismo existencial.

**********
EL SOL QUE SIGUE

   Y parece imposible todo proseguirse ante la muerte, dentro de la muerte, en la muerte misma, sin morir. Impenetrable, absoluta, la muerte ha tomado posesión del que queda aquí de este lado, mas dejándole sin lugar, sin cabida en hueco alguno. Y así la pálida certeza de que aquél que se ha ido, sin dar señal desde su allá, vaya a ser en ese allá concebido nuevamente, arroja como su sombra a éste que aquí ha quedado que sea él, el inconcebible. La muerte, como todo lo inconcebible, hace así con el que la contempla. ¿Y cómo puede dejar de contemplarla el que ha perdido el uso de los sentidos que han ido a reunirse todos en la sordera ciega, refractaria a toda voz, al llanto mismo? Nada fluye. Todo está ahí, el todo amorfo de la acumulación del tiempo inconcebible a su vez.
   Pues que no puede concebirse lo que no puede ser soñado, reconducido a través de una galería de sueños entreverados de despertares, al sueño originario de la creación, aquél donde la vida fue despertada por la luz primera, sin ojos aún. Ya que antes de que las formas y las figuras aparezcan hay ojos que las aguardan. La oscuridad y la niebla se hacen ojos, derrotando a las tinieblas con eso sólo una y otra vez. Y cada vez es el comienzo, que anuncia al par vida y visión. Todo se irá concibiendo.
   En la tiniebla de la inconcebible muerte, los ojos no se dan a ver. Es el sol del día siguiente el que hace abrirse a los ojos, unos ojos que pueden mirarlo de frente, cara a cara, como alojo inconcebible de una visión sin aurora. Un sol que no alumbra, que despierta simplemente. El escudo de la muerte que da la señal de la vida.

1 comentarios en "CLAROS DEL BOSQUE, María Zambrano"

  1. Magnífica recomendación. La Zambrano debería ser lectura obligada. En España es una voz poco frecuentada, como Ortega, pero por otros motivos.

    Saludos.

    Por si interesa, mi blog (crítica literaria): http://musicabajolasunas.blogspot.com.es/